Ficha Resumen

Información general

Cerro Piramidal del Potrero Escondido

Acceso libre

Ubicación: Argentina, Provincia de Mendoza

Sector: Cordillera Real o Principal

Ciudad más cercana: Mendoza

Altitud:

5352 m. Robert Helbling

Año Primera ascensión: 1965

Primeros ascensionistas:

Miguel Gómez (ES) y Manuel Moreno (ES)

Coordenadas:

Lat: -33° 0' 28" (WGS 84)
Lon: -69° 55' 42"

Libro de cumbre

Último Publicado

Rutas

Ruta

Dificultad

Montaña

Cerro Piramidal del Potrero Escondido (5352 m.)

Autor: glauco muratti

Rutas:

Publicado el 07/11/2014

Presentación

El Piramidal del Potrero Escondido, o Club Alpino Español (C.A.E) como fue también bautizado, se encuentra íntegramente en la provincia argentina de Mendoza. Forma parte del sector oriental de la cordillera Real, que contiene los cordones Chorrillos y Potrero Escondido y que linda con el río Tupungato al Este, con el río Plomo al Sur y con los ventisqueros del Plomo al Oeste.

 

Aunque no especialmente distantes, los accesos a la montaña son complejos. Por el Oeste, la vía es por el ventisquero Bajo del Río Plomo: un prolongado tránsito por glaciares que, salvo en invierno y primavera temprana, suelen estar trastocados por grietas y penitentes. Esta ruta fue seguida para su primer ascenso. El acceso desde la quebrada Potrero Escondido - segundo ascenso, vía este - sería corto y sencillo, si las fuerzas geológicas no se hubieran manifestado con una hostilidad inhabitual, en la forma de un monumental escalón rocoso interpuesto en medio del acercamiento. Por fin, desde el Sur, la quebrada Chorrillos no sólo se defiende con un difícil y expuesto escalón rocoso de 400m, sino además con considerables distancias y terreno escabroso.

 

En la región, la población está confinada sobre la ruta 7 que vincula Argentina y Chile. La caminata hacia la montaña puede partir de las localidades de Punta de Vacas, a través de la quebrada del río Tupungato; o desde Penitentes, a través de las quebradas de Vargas y Río Blanco. Sin embargo, eso es poco decir: fuera de algunos puentes y refugios precarios, la zona permanece hasta hoy en estado natural, permitiendo reencontrar el espíritu original del montañismo.


El cerro y sus accesos cercanos se encuentran en el territorio previsto para el Parque Provincial Tupungato.


Geología y geomorfología

 

Siendo parte de la cordillera Real o Principal, el cuerpo de la montaña es fruto de las presiones que ejercen las placas Sudamericana y de Nazca, que engrosaron en la zona la corteza terrestre hasta los casi siete kilómetros que tiene el vecino Aconcagua.

 

Sobre ese terreno, sucesivos avances glaciares esculpieron los “llenos y vacíos”, es decir, lo que hoy reconocemos como valles y montañas. Groseramente, se podría decir que las quebradas son las porciones que han sido vaciadas por la erosión, y las cumbres, los sectores preservados que permiten una noción remota del antiguo nivel del terreno antes de ser excavado.

 

El Piramidal del Potrero Escondido tiene atisbos de una típica forma que resulta de la erosión del hielo, un horn (cuerno). Es tal vez la forma que ancestralmente tenemos por una montaña, la que dibuja un niño, la de las montañas soñadas, como el Alpamayo, K2, o Matterhorn. Esa morfología y la presencia de hielo glaciar,  hacen que sus ascensos hasta la cima tengan alguna significación “técnica”, puesto que las vías de escalada tienden a empinarse.

 

Historia y rutas de escalada

 

Como en todas estas montañas apartadas, la historia es breve y está en su mayor parte por escribirse. La cima es advertida en los croquis del topógrafo suizo Robert Helbling e identificada con el nombre de cerro Potrero Escondido. Le otorgó 5352m, medición que debe ser tenida en consideración porque Helbling era en extremo riguroso con su trabajo.

 

Fue ascendida por primera vez en enero de 1965, por los escaladores españoles Manuel Moreno y el legendario Miguel Gómez, que llegaron a la cima desde el glaciar oeste de los cerros del Potrero Escondido (denominación común en la zona). Desconociendo su nombre, la bautizaron Club Alpino Español. La segunda escalada fue de los argentinos Adrián Petrocelli, Cristian Kvarta y Glauco Muratti que ingresaron en noviembre de 2005 desde la quebrada Potrero Escondido, ocasión en que se acopló el nombre “Piramidal” que lo diferencia de sus ignotos vecinos, todos “del Potrero Escondido”.


El tercer ascenso lo hicieron en septiembre de 2014 los jóvenes escaladores argentinos Pablo Maximiliano Laumann, Lucas Amuchástegui y Juancito Alonso, remontando la quebrada Chorrillos y su rama norte que bautizaron como “valle de Elena”.


Referencias

  • Comprobante de cumbre depositado en 1965.
  • Helbling, Robert Uebersichtskarte der Cordilleren zwischen Aconcagua und Tupungato 1:250.000, basada en la carta de Edward Fitz Gerald, Kartogr. Hofer & C°A.G. Zürich.
  • Helbling, Robert (1910-1914) Mapa de los Ventisqueros en los Valles del Plomo, 1:50.000 equidistancia 50m, formato 62x80cm. Revista Cartographica Helvética número 49 (pág. 23).
  • Muratti, Glauco, “Corazón de Hielo”. Centro Cultural Argentino de Montaña. 
  • Muratti, Glauco (2014) “Los Hielos Olvidados”. Capítulos 1, 2, 7 y 9. Edición digital.