Ficha Resumen

Información general

Cerro Santa Elena Norte

Acceso libre

Ubicación: Chile, Región de Valparaíso
Argentina, Provincia de Mendoza

Sector: Portillo

Ciudad más cercana: Los Andes

Altitud:

4571 m. IGM

Año Primera ascensión: 1950

Primeros ascensionistas:

Heinz Koch (CL) y Konrad Schwartzel (CL)

Coordenadas:

Lat: -32° 50' 14.6" (WGS 84)
Lon: -70° 3' 7.8"

Libro de cumbre

Rutas

Ruta

Dificultad

Montaña

Cerro Santa Elena Norte (4571 m.)

Autor: Álvaro Zerené

Rutas:

Publicado el 08/04/2022

Presentación

El cerro Santa Elena, posee dos cumbres, una principal y otra norte (o noreste para ser más precisos). Ubicado a sus pies se encuentra este monumento al Cristo Redentor (3848m), obra del escultor argentino Mateo Alonso, y que fue puesto en dicho lugar en 1904 para conmemorar la solución diplomática de un agudo conflicto de límites entre las dos naciones. En su regazo se lee un fragmento del discurso del Obispo de Ancud al momento de ser inaugurada: “Se desplomarán primero estas montañas, antes que argentinos y chilenos rompan la paz jurada a los pies del Cristo Redentor”.

El cerro Santa Elena Norte corresponde a una llamativa aguja que es posible divisar desde el mencionado Cristo Redentor de Los Andes y que desde la cumbre del cerro Santa Elena se aprecia como una gran aguja que da la impresión de poseer la misma altitud. Ambas cumbres, la principal y la norte, se encuentran unidas por un fracturado Filo aparentemente intransitable. Debido a su fracturado filo, la forma más sencilla de acceder al cerro Santa Elena Norte es desde el filo noroeste que nace desde el mismo monumento del Cristo Redentor.

Su primer ascenso corresponde al realizado por los andinistas Heinz Koch y Konrad Schwartzel el 30 de diciembre de 1950, en la que lo llamarían "Cerro Santa Elena cumbre norte" 4460m. Adicionalmente se documentan ascensos a la cumbre norte por los grupos Andeski andino Valparaíso y Vida Sana de Santiago en marzo y abril de 1952.

Existe otro ascenso registrado a la "aguja del Santa Elena", efectuado por los gemelos Ricardo y Francisco Vivanco del club San Ramón en 1952, a la que llamarían "aguja del Santa Elena" otorgándole una altitud de 4200m, confirmando que se trataba de una segunda ascensión, sin embargo, dada la altitud otorgada pareciera ser que este ascenso correspondería al segundo ascenso al cerro Santa Elenita, cerro ascendido en primera oportunidad por la cordada formada por Germán Mills, Heinz Koch y Konrad Schwartzel en abril de 1952, asignándole una altitud de 4230m. 

Desde la década del 50 a la actualidad se desconoce la actividad sobre esta llamativa aguja que impresiona al ser vista desde la cumbre principal del cerro Santa Elena, documentándose un ascenso reciente realizado el 8 de enero de 2022 por la cordada del Club Andino Leones de Montaña integrada por Paolo Alarcón, Álvaro Zerené y Javier Aguilar (éste ultimo abandonó el intento a unos 4500m). En dicha oportunidad accedieron por el filo noroeste directo desde el monumento del Cristo Redentor, teniendo que escalar un largo de 5.9 para acceder a la terraza superior en la cual se escalan los últimos 2 largos para alcanzar la cumbre cerro Santa Elena Norte cuya dificultad graduaron en 5.10. En esta escalada, la cordada del Club Andino Leones de Montaña  encontró clavos Cassin con argolla en la vía, que problablemente hayan sido utilizado por cordadas del ejército argentino o chileno en sus prácticas de montañismo. 


Referencias


Nota para cerros con prominencia menor a 100m

El equipo editorial de Andeshandbook publica de preferencia cerros que tienen una prominencia de, al menos, 100m y en el caso de algunas agujas rocosas 50m (1 largo de cuerda). Sin embargo, existen excepciones para cerros con una prominencia menor, originadas por cumplir  con una o varias de las siguientes condiciones:

  1. Historia: Esto quiere decir que existen antecedentes anteriores a la fecha de la publicación del cerro en los cuales se habla de él. Usualmente son aceptados como cerros, nombres mencionados en publicaciones de cierto reconocimiento. Dentro de estas últimas podemos mencionar: anuarios de la Feach, publicaciones del American Alpine Journal, guías de cerros de Jozsef Ambrus e Iván Vigouroux, libros sobre la historia del montañismo de Gastón San Román, Evelio Echevarría y Louis Lliboutry, revistas de clubes de montaña como el DAV y el CACH, cartas topográficas del IGM, etc. El que estas publicaciones sean usualmente aceptadas no quiere decir que no pueden tener algún error.
  2. Tradición: Se refiere a que el cerro es conocido por los lugareños y/o los visitantes de la zona en que se encuentra. Su nombre es de uso común. También caen dentro de esta categoría cerros que sin tener gran prominencia son ascendidos de forma habitual por la comunidad y, por lo tanto, sus cumbres son reconocidas por ella.
  3. Posición geográfica especial: Cerros cabecera de valle que vistos desde diferentes puntos dan la impresión de tener una prominencia importante y que por esta razón se han hecho conocidos.

El Santa Elena Norte ha sido publicado por cumplir con la primera de estas condiciones y por ser una aguja rocosa que requiere de, al menos, un largo de cuerda para escalarla.