Ficha Resumen

Información general

Cerro Granito

Ubicación: Chile, Región Metropolitana

Sector: Laguna Negra

Ciudad más cercana: San José de Maipo.

Altitud:

4097 m. IGM (Hoja Embalse El Yeso)
4130 m. GPS

Año Primera ascensión: 1933

Primeros ascensionistas:

Walter Klatt (DE) y Adolf Bethke (DE)

Coordenadas:

Lat: -33° 33' 58.9" (WGS 84)
Lon: -70° 7' 15.6"

Media Montaña

Alta Montaña

Acceso restringido

Libro de cumbre

Rutas

Ruta

Dificultad

Montaña

Cerro Granito (4097 m.)

Autor: Elvis Acevedo

Rutas: Filo Noreste

Publicado el 19/02/2019

Presentación

El cerro Granito, con sus 4130m, se alza en uno de los rincones más olvidados de la zona central de los Andes chilenos, especificamente al Suroeste del poco recordado portezuelo La Paloma, el que separa el cajón homónimo hacia el Norte de un extenso valle sin nombres oficiales hacia el Sur, el que remata en la ribera septentrional de la hermosa laguna Negra. Esta montaña cierra por el Oeste, en conjunto con el cerro Murallon, lo que se conoce como la “Segunda Quebrada”, al Norte de la laguna antes señalada; por otro lado, su cara este cae a otra quebrada olvidada, la del estero Relvo, la que alberga la laguna del mismo nombre, y cuyas aguas desembocan en el río Colorado, estando a su vez franqueada por el Oeste por el filo de cumbres que en su vertiente oriental dan nacimiento al estero Aucayes.

 

Dicho sector, donde abundan cumbres "olvidadas" tales como el Echaurren, Alto de las Amarillas, Punta del Paraiso, entre otros, no siempre fue tan desconocido como lo es en la actualidad. En décadas anteriores la travesía entre el Embalse el Yeso y el sector del Alfalfal era un recorrido que se efectuaba con relativa frecuencia, siendo parte de los circuitos de trekking que realizaban los clubes durante las etapas de formación de nuevos montañistas. Hoy son los arrieros los que hacen uso de estos olvidados senderos por el andinismo nacional para pasar de un lado a otro de la cordillera, junto con pescadores y cazadores que sacan provecho de dichas huellas.

 

Sobre sus ascensos lamentablemente hay pocos antecedentes. Su primer ascenso fue realizado por los socios del DAV Santiago Adolf Bethke (DE) y Walter Klatt (DE) en el año 1933. Este último fue un cartógrafo que junto a Federico Fickenscher publicó en 1929 uno de los primeros mapas andinos de Chile, la denominada "Carta de Excursionismo de la Cordillera Central" a escala 1:250.000, que tuvo una reedición en 1935, y de la que Louis Lliboutry se sirvió posteriormente para la confección de la suya. Además en honor suyo fue bautizado un cerro del cordón del Quempo. Por su parte, del segundo, tercer y cuarto ascensos no se guardan registros claros, solo que uno de aquellos habría sido realizado por la cordada formada por Gustavo Lange (CL) y otro andinista de apellido Escobar en el año 1939; el primero fue un montañista de destacada actividad en dicho sector cordillerano, realizando los primeros ascensos del cerro Alto de los Bronces y Punta Águila Azul. El quinto ascenso fue realizado por Alberto Peralta (CL) y Paulino Aguilera (CL) el 12 de noviembre de 1990, quienes trabajaban en aquellos años en un refugio que la Dirección General de Aguas -DGA- tiene en las cercanías del glaciar Echaurren, abriendo una nueva ruta a través del espolón Sur de la montaña. Finalmente, el sexto ascenso fue realizado en febrero de 2018 por montañistas del Grupo de Montaña Independiente Perros Alpinos, Ricardo Hernández (CL) y Elvis Acevedo (CL), quienes ascendieron la montaña por su cara Noreste sin saber que era el cerro Granito, encontrando en la cumbre un solo testimonio que daba cuenta de la quinta ascensión.

 

La vista desde su cumbre es formidable, abarca hacia el Este varios de los “seismiles” de la zona central, como son el Marmolejo, Nevado Piuquenes y el volcan Tupungato, los grandes clásicos como el Mesón Alto y Morado hacia el Sureste, o las desconocidas caras este de las montañas que cierran el fondo del cajón del estero Aucayes. Descendiendo de su cumbre y acercándose en el descenso al portezuelo La Paloma, la vista - en días claros - abarca absolutamente toda la zona norte de los Andes centrales, desde el conocido sector del cerro El Plomo, hasta las más escondidas masas glaciares como son el Juncal Sur y todas las montañas que alberga.

 

No se tiene claridad respecto de la existencia de granito en la zona donde se enclava esta montaña, por lo que no se puede presumir que el origen de su nombre se deba a dicho motivo. Dado lo anterior, se desconocen los motivos reales del origen de su toponimia. 

 

Referencias