Volcán Maipo

La vertiente chilena de este maravilloso volcán se emplaza completamente dentro del fundo Cruz de Piedra, de propiedad de la compañía Gasandes filial de Gasco, que lamentablemente ha establecido un protocolo de acceso bastante difícil de cumplir para poder acceder al volcán.

 

El equipo de Andeshandbook, liderado por su director de accesos Cristián Donoso, ha intentado desde marzo de 2016 poder entablar un diálogo con Gasco. Con actitud colaborativa, sugerimos modificaciones al documento de acceso al fundo Cruz de Piedra, de modo que sea de razonable cumplimiento por parte de los montañistas.  Estas observaciones no fueron tomadas en consideración por la empresa.


Creemos que es importante comunicar a la comunidad, que si bien ponemos a disposicion de ustedes este protocolo de acceso al volcán, no estamos de acuerdo con el documento en varias de sus exigencias. Por tal motivo, creemos pertinente transparentar  nuestras gestiones transcribiendo parte del intercambio de correos electrónicos:

 

Gasco


De: Cristián Donoso <cdonoso@andeshandbook.org>
Enviado: Jueves 20 de octubre de 2016 15:56
Asunto: Re: Gasco / Volcán Maipo


Estimada Magdalena,


Recientemente, la ONG Sociedad Geográfica de Documentación Andina (SGDA) – Andeshandbook me ha invitado a integrar su directorio, a fin de que asuma el liderazgo de las campañas y otros asuntos relacionados con mejoramiento de la accesibilidad de ciudadanos y deportistas a las montañas de nuestro país.


Mi interés en este tema es públicamente conocido. Desde hace una década vengo publicando artículos que tratan esta problemática. Un ejemplo de ello es esta nota publicada en 2009 en La Segunda, la que, hasta la fecha actual, sigue teniendo amplia difusión en las nuevas generaciones de montañistas y aficionados a la contemplación de la naturaleza:


http://www.dav.cl/wp/2013/08/a cceso-a-las-montanas/

http://diario.elmercurio.com/d etalle/index.asp?id={7b80142e- 3e9e-4040-a906-4f17c22d1472}


En ese marco, el directorio de Andeshandbook me ha encomendado entrar en contacto contigo para responder al mensaje que informa sobre el "Protocolo para solicitar acceso al Fundo Cruz de Piedra", enviado por ti con fecha 29 de junio de 2016.


Primero que todo, quisiera agradecer el interés y buena disposición de GASCO para acoger y responder a las inquietudes de los individuos y organizaciones que se dedican a la práctica y promoción del montañismo, -como es el caso de Andeshandbook- quienes por largo tiempo han anhelado poder acceder a los valles y montañas ubicadas más allá del portón de entrada del fundo Cruz de Piedra, un territorio que en el pasado fue ampliamente visitado por montañistas nacionales y extranjeros, como testimonian numerosas publicaciones, tanto en Chile como en Europa y Norteamérica. Ciertamente, la historia del montañismo en Chile no puede entenderse sin considerar las actividades de montaña que se realizaron en ese territorio en el pasado.


Hace algunas décadas, el acceso al formidable patrimonio natural del Fundo Cruz de Piedra fue cerrado, quedando sus montañas y valles segregados al ámbito de los territorios legendarios, que solo son accesibles a través de las fotografías y del testimonio dejado por quienes tuvieron el privilegio de visitarlo.


La voluntad de crear un protocolo de acceso, es una noticia extraordinaria para quienes anhelamos dar continuidad a esa tradición de montaña. Con ella se vislumbra la posibilidad de retomar esa tarea inacabada de exploración de los Andes Centrales, incrementando el conocimiento que tenemos de sus espacios y ecosistemas más prístinos y remotos.


Esta apertura plantea oportunidades y responsabilidades, tanto para GASCO como para la comunidad de montañistas, en la que ambos tienen todo para ganar.


Para GASCO, la apertura del fundo Cuz de Piedra genera la oportunidad de crear el más grande e importante Parque Natural de Chile central, destinado al estudio científico y disfrute público. Con un adecuado manejo territorial y una inversión menor, GASCO podría contar con un formidable activo de responsabilidad social para potenciar la imagen de sus marcas y productos, ante sus clientes, accionistas chilenos y extranjeros, y ante la opinión pública, mejorando las ventas y facilitando su camino hacia nuevos proyectos de expansión. Las experiencias de otros proyectos de esta naturaleza, promovidos por distintas compañías en todo el mundo, son un aval del indiscutible prestigio que ellos otorgan.


Un adecuado plan de manejo es indispensable para la conservación y la seguridad. Restringir la capacidad de carga, estableciendo un máximo de visitantes, generar senderos interpretativos, establecer mecanismos para el manejo de desechos, prohibir el acceso de mascotas y limitar el acceso motorizado a sólo un área acotada del parque, serían algunas de las medidas que podrían ir dando forma a un plan de manejo. Todo ello podría acompañarse de una política comunicacional que ponga en valor el aporte de GASCO a la calidad de vida de los chilenos, y a la conservación y mejor conocimiento de la naturaleza de nuestro país. En la situación actual, esa oportunidad es desaprovechada por la compañía.


El Protocolo de Acceso enviado es sin duda un avance visionario, que puede considerarse como la primera piedra en la creación de un espacio de esas características, ya que genera el primer mecanismo formal de acceso al fundo por parte de terceros extraños a la compañía, cuya única motivación está en la recreación deportiva y la contemplación de la naturaleza.


Sin embargo, haciendo un análisis detenido de los requisitos y procedimientos que él establece, observamos que en la práctica no alcanza realmente a ofrecer una oportunidad de acceso, que es el fin que el protocolo se propone. Ello por dos razones. La primera, y la principal, porque establece un camino de resultado incierto. En efecto, aún siguiendo todos los pasos que el protocolo establece, que sin duda demandan importantes esfuerzos de gestión, gastos y disposición muy anticipada de tiempo por parte de varias personas que podrían integrar una expedición, la certeza de obtener el permiso al final de todo ello, es un acaso, un quizás que desincentiva cualquier tentativa. Como experiencia personal, puedo comentar que he realizado varias expediciones de largo aliento en Antártica, uno de los sitios con mayores restricciones de acceso a nivel mundial. Sin embargo, aun con todas esas restricciones, los protocolos de acceso a Antártica son mucho más ciertos en cuanto al resultado final, que el protocolo enviado por ti. Uno sabe, con total certeza, que si cumple con el amplio repertorio de exigencias, podrá finalmente realizar la expedición que ha planificado. Esto no ocurre en el caso del protocolo enviado.


Por otra parte, hay requisitos que son oscuros o ambiguos, y otros cuya rigidez no hacen más que desincentivar cualquier tentativa.


Por último, cabe mencionar que algunos requisitos del protocolo pueden afectar la seguridad de las expediciones, y otros parecen carecer un fundamento técnico apropiado.


Expongo a continuación, en forma detallada, nuestras observaciones al protocolo, en cada una de aquellas partes que lo ameritan, con el único ánimo de proponer mejoras que apunten a su objetivo principal, cual es el ofrecer un acceso controlado a quienes deseen realizar deportes de montaña en el fundo Cruz de Piedra.


1.- Norma: Las peticiones de acceso deben ser enviadas por correo electrónico con al menos dos meses de anticipación a la fecha propuesta para la expedición.


Observación: Las actividades de montaña que son antecedidas de dos o más meses de anticipación, son por lo normal aquellas expediciones de alta complejidad, que plantean objetivos de gran dificultad técnica. Esta norma, por lo tanto, desincentiva la realización de actividades de moderada y baja dificultad técnica, asociadas a menores riesgos. Al mismo tiempo, esta medida restringe la seguridad de expediciones de mayor dificultad técnica, ya que no permite realizar acercamientos previos a las montañas, entes de su ascenso, para evaluar correctamente, in situ, las dificultades que plantea la aproximación y ascenso.


Propuesta: se propone acotar el plazo de anticipación, a dos semanas.


2.- Norma: La solicitud debe ser presentada por un número mínimo de dos y máximo de ocho personas


Observación: El número mínimo de dos personas es adecuado en la mayoría de los casos. Sin embargo, para aquellas expediciones que se propongan el acceso y travesía del glaciar Argüelles, un número mínimo apropiado sería de tres personas. Un máximo de ocho personas puede afectar la seguridad de una expedición, ya que puede desincentivar la incorporación de personal de apoyo, como es el caso de porteadores o médicos. La imposibilidad de contar con porteadores, limita la disposición de materiales y recursos que pueden ser importantes para responder ante una emergencia.


Propuesta: mantener el mínimo de dos, y liberar el número máximo de participantes.


3.- Norma: Los solicitantes deberán pertenecer a grupos establecidos dedicados a los deportes de montaña (clubes federados, chilenos o extranjeros)


Observación: Por una parte, muchos de los más experimentados montañistas, probablemente la mayoría, tanto chilenos como extranjeros, no pertenecen a grupo establecido alguno. Por otra parte, el hecho de que una persona pertenezca a un grupo establecido, en ningún caso es garantía de experiencia o competencia para practicar montañismo. En vista de ello, esta norma desincentiva el que personas con amplia experiencia en montaña, puedan integrar aquellos grupos que realicen actividades de montaña en el fundo Cruz de Piedra, afectando la seguridad de esas actividades.


Propuesta: exigir a aquellas personas que ingresen al fundo a practicar montañismo, presentar una carta de formato tipo, donde esta declare su experiencia y competencias, asumiendo plenamente la responsabilidad de la actividad que realizará. También se puede exigir una carta firmada por la totalidad de los otros miembros de la expedición, que avalen lo declarado por el montañista.


4.- Norma: contar con helicóptero de rescate


Observación: La norma no deja claro a qué se refiere. Entendemos que ella exige contar con un contacto telefónico par activar un aerorescate en cualquier momento, mediante requerimiento a aquellas empresas que ofrecen en forma regular este servicio. Ciertamente, contar con un helicóptero para uso exclusivo es una condición excesivamente onerosa e impracticable.


Propuesta: reemplazar la frase por otra que exija contar con un contacto telefónico par activar un aerorescate en cualquier momento, mediante requerimiento a aquellas empresas que ofrecen este servicio en forma regular.


5.- Norma: Acreditar que el grupo solicitante tiene teléfono satelital.


Observación: por regla general, el uso de teléfonos satelitales se destina únicamente a expediciones. La norma desincentiva actividades de menor intensidad, como caminatas, excursiones y ascensos de media montaña y baja exigencia física y técnica.


Propuesta: exigir teléfono satelital únicamente a expediciones de alta montaña o a aquellas que accedan a zonas remotas, de difícil acceso.


6.- Norma: Se deja constancia que Gasco S.A. permite el ingreso de máximo 5 expediciones de montaña al año al Fundo Cruz de Piedra


Observación: un número máximo de expediciones puede fomentar la asociación de dos o más grupos con el único propósito de acogerse a un mismo permiso, sin ser una misma expedición, sino que varias expediciones distintas. Con ello podría verse diluida la responsabilidad de cada grupo, afectando el control por responsabilidad.


Propuesta: eliminar el máximo de expediciones montaña, y abrir la posibilidad de actividades de media montaña y excursionismo, con la limitante, en estos últimos casos, de no poder ingresar con medios motorizados sino hasta la entrada del fundo.


7.- Norma: los solicitantes deberán cancelar $25.000 por persona por concepto de ingreso


Observación: no parece conveniente establecer un cobro de acceso, ya que ello podría eventualmente implicar alguna obligación de contra prestación por parte de GASCO. Deseamos que GASCO no asuma ninguna obligación como contrapartida al permiso de acceso, ni aún por la vía extracontractual, en vista de que ello podría, en el futuro, desincentivar a la compañía a mantener estos accesos.

Propuesta: exigir la firma de un documento que libere a GASCO de absolutamente cualquier responsabilidad por daños en la propiedad o la persona de quienes ingresen al fundo, estableciendo una clausula penal que obligue a la personas que ingresan, en forma solidaria, a pagar a GASCO por cualquier gasto en que pudiese incurrir a causa de las actividades realizadas por el grupo autorizado a acceder al fundo de su propiedad. La carta debiera incluir una descripción pormenorizada de los riesgos potenciales a los que se expone quien ingresa al fundo, incluyendo la muerte, los cuales son de exclusiva responsabilidad del visitante.


8.- Norma: Gasco S.A. se reserva la libertad para cancelar una expedición previamente autorizada por condiciones climáticas adversas


Observación: dentro del protocolo, esta norma es con seguridad la que genera mayores incentivos negativos. La incertidumbre que planeta para asumir los costos de organizar una expedición, disponer del tiempo, hacer gastos y preparar física y técnicamente a un equipo, desincentiva de plano cualquier intento.


Propuesta: reemplazar la palabra "cancelar", por la de "posponer", o mejor aún, establecer un período de un trimestre dentro del cual se podrá realizar la expedición.


En cuanto a los demás requisitos, nos parecen que ellos son adecuados, y no tenemos observaciones.


Entendemos que el "compromiso de buenas prácticas para el visitante de Cruz de Piedra" debiera establecer estrictas normas de conductas en cuanto al manejo de residuos, no interferencia con el normal desenvolvimiento de la fauna presente (prohibición de aproximarse a animales, prohibición de perturbar la vida animal con ruidos molestos, etc.) destrucción de la flora y sustrato por acción mecánica, etc.


Esperamos que este feedback, planteado desde la mirada de quienes practicamos montañismo en forma regular, tenga buena acogida, y sea interpretado como una respuesta responsable a la generosa voluntad manifestada por la compañía, de abrir espacios para el desarrollo humano en armonía con el entorno natural.


Cuenten con todo nuestro apoyo, y en especial el mío personal, para seguir avanzando en esta iniciativa.


Un cordial saludo,


Cristian Donoso Christie
Director Andeshandbook


El 7 de noviembre de 2016, 13:48, Tocornal Josefina escribió:
Estimado Cristián:

En relación a tu correo del 28 de octubre pasado, agradezco nuevamente tu preocupación por este tema, y las sugerencias y comentarios que nos hiciste llegar en relación al "Protocolo para solicitar acceso al Fundo Cruz de Piedra", enviado por nosotros en junio pasado a los editores de AndesHandbook.

Al respecto te puedo contar que todos tus comentarios fueron comunicados al equipo a cargo de la administración del Fundo Cruz de Piedra, quienes los revisaron y decidieron no modificar por el momento las condiciones y procedimientos establecidos en ese documento.
Nuestra intención como empresa, con este protocolo, es ofrecer un proceso de solicitud de acceso que es exclusivo para los grupos de montaña que quieran ascender al Volcán Maipo, ya que el fundo no está abierto por el momento a ningún otro tipo de visitantes.
Consideramos sinceramente que los requerimientos exigidos en este protocolo son los mínimos necesarios para mantener condiciones de seguridad apropiadas para las personas (expedicionarios), y a la vez resguardar nuestra responsabilidad como propietarios de este territorio privado.

Respecto a lo publicado por Andeshandbook, les agradeceremos que actualicen la información que hoy aparece en su página, ya que, independiente de que decidan o no publicar el protocolo que les enviamos hace cuatro meses, siguen apareciendo varios datos respecto a solicitud de ingreso, acceso, recomendaciones, personas de contacto y otros, que están errados o simplemente ya no corresponden.


Magdalena Armanet, de Comunicaciones Externas, te mandará en un correo el detalle de estas correcciones, para que tengan toda la información completa y actualizada, y la puedan compartir con sus socios y seguidores de la página.

Desde ya agradecemos tu ayuda para actualizar esta publicación, de manera que la página de Andeshandbook refleje efectivamente la preocupación de Gasco S.A. por proteger el entorno de Cruz de Piedra y al mismo tiempo dar opciones de acceso al Volcán Maipo para fines deportivos, en forma responsable y segura.

Saludos cordiales,


Josefina Tocornal Court
Subgerente Corporativo
Sustentabilidad y RSE